}

Jubilación Justa y Digna para los Profesionales Médicos

La Cámara de Diputados rechazó este Miércoles el decreto del Poder Ejecutivo que veta parcialmente el proyecto de ley de jubilación médica. El documento pasa ahora a consideración del Senado, donde se deben lograr 23 votos para que quede vigente la ley sancionada por el Congreso y requerida por los gremios médicos.

Necesitamos el apoyo de toda la ciudadania y todos los profesionales médicos para que nos acompañen en esta lucha por esta causa tan justa y digna que es la Jubilación Médica; contamos con su apoyo y les esperamos hoy Miércoles 22.05.2019 a partir de las 20:00hs., en la Carpa de la Resistencia frente al Congreso.

Estamos en vigilia constante, aguardamos con fé y esperanza el día de mañana para recibir Dios mediante una respuesta positiva por parte de la Cámara de Senadores.

Les comparto con mucha emoción el escrito de la Abogada Romina Rolón, hija de la Dra. Lidia López Roth - Médico Pediatra.

Médicos y Jubilación Digna ( En honor a mi madre, abnegada médica próxima a jubilarse)

No Señores. No son ángeles. Dejemos de endiosarlos. Dejemos de besar sus manos encomendándolas al Altísimo cada vez que nosotros o los nuestros necesitan de ellas si no somos capaces de reaccionar como sociedad civil ante tremenda injusticia cometida contra estos SERES HUMANOS, ellos, mortales como nosotros, nuestros médicos, un sector siempre desprotegido por nuestras leyes y por nosotros mismos como sociedad. 

Pocas profesiones exigen tanto a un ser humano como el ejercicio de la medicina. El primer texto de la materia les roba varios meses de sueño. Los siguientes les restan años de vida y el ejercicio cotidiano los vuelve apóstoles. Ellos enfrentan a diario a aquello que todo mortal teme: la enfermedad y la muerte. Conviven contra nuestros peores miedos, pelean contra ellos. Cuando ganan la batalla no se sienten dioses, se sienten cansados, necesitan dormir. 

Cuando las pierden, se sienten abatidos. Todos han aprendido de una forma que solo ellos conocen, a sobrevivir entre la vida y la muerte, a mantenerse despiertos durante días mientras consultan textos, recaban otras opiniones, y dejan los mejores años de sus vidas salvando las nuestras, mientras sus familias renuncian a ellos aunque también los necesiten.

Algunos de nuestros médicos se han ido muy jóvenes. Otros a medio camino. Otros sin la gloria y la gratitud que alcanzar la vejez en tan desigual combate les ha permitido. Hemos sido ingratos con nuestros médicos. Los hemos equiparado al triste sistema de salud pública , los hemos culpabilizado de las falencias de un Estado que no reacciona, que no responde y que fracasa. Los hemos juzgado, llevado a los estrados judiciales, los hemos manoseado, los hemos olvidado, y todavía les llamamos ángeles con una moralina grasienta que nos refleja a todos y cada uno de nosotros como sociedad. 

Hoy, bajo el maquillaje de números fríos que además son falsos y no responden a principios de justicia y equidad, los condenamos a trabajar más allá de sus fuerzas y a morir sin disfrutar de una jubilación digna o a vivir apenas unos años de ella. No hay justicia alguna entre la jubilación de un parlamentario y un magistrado y la de los médicos. La pretendida sostenibilidad de la Caja y un posible déficit no es sino la patente y clara falta de gestión de nuestros administradores quienes no generan recursos de sectores claramente protegidos e inmunes a los impuestos y de la torpeza supina o descaro indisimulado en la distribución de las riquezas. 

Cuando vayan a la huelga también los juzgaremos.

Más cuando los nuestros respiren tranquilos y nos miren a los ojos ya libres de toda dolencia, seremos hipócritamente agradecidos si no salimos a defenderlos. 

Que el despertar ciudadano alcance también a generar en cada de uno de nosotros el asco y el repudio social necesarios para rechazar la decisión adoptada por el ejecutivo como paquete recibido de precarios debates en sesiones del Congreso cuyos miembros no se sienten ofendidos jubilándose con dos periodos parlamentarios, con números que no se condicen con el salario de un médico. Por un acto de justicia: ¡REACCIONEMOS!

¡Salgamos en defensa de nuestros médicos!

Gracias Romina por tan hermosas palabras.

¡Juntos Todo Es Posible!

Dra. Gloria Meza

Presidente
Círculo Paraguayo de Médicos

#JubilaciónMédicaDigna | #JuntosTodoEsPosible | #MareaBlancaUnida

Asunción, 22 de Mayo de 2019